Author Archive Yadira

PorYadira

Relajación mediante los cuencos tibetanos, una herramienta que pocas embarazadas conocen

Cuencos tibetanos 

Esta noche he asistido a un concierto de cuencos tibetanos.  Me da la sensación de que ha sido el primero de muchos conciertos, porque estoy en un estado de relajación tan bueno que estoy admirada.  Es como si me hubieran removido todo el cuerpo. La sensación es similar también a cuando realizas un viaje largo por el movimiento que siente el cuerpo, pero el viaje suele producir agarrotamiento y estos  sonidos expansión.

Ha sido en la sede de Bijapi en Mérida.

Era una sala pequeña en la que cabríamos unas 20 personas. A  mi me extraño que fuese para tan poca gente pero es que resulta que el concierto se escucha tumbado, disfrutando de la vibración que es expande a través del suelo.  Manuel nos tenia preparadas unas esterillas, mantitas y cojines. Un lujo.

El maestro Rui R. Louro nos ha dado unas explicaciones sobre lo que iba a hacer, mándalas sonoras, olas… y como no soy experta no recuerdo que más, pero de lo que si me acuerdo es que ha dicho que había premio para el primero que roncase… Y ha habido varios premiados. Yo no, me ha gustado demasiado como para dormirme.

Yo conocia  los beneficios del Gong

La vibración que transmite es muy agradable. De hecho yo tengo una aplicación en el móvil que cada cierto tiempo suena el sonido del gong, yo lo aprovecho para hacer tres o cuatro respiraciones conscientes.

Durante el concierto aunque procuraba no pensar y dejar la mente en blanco para que mi cuerpo se beneficiara al máximo de los sonidos pero no he podido evitar acordarme de vosotras.

El cuerpo humano es un 70% agua, llegando a 75% el cerebro¡. El sonido del gong se transmite mucho más rápido por el liquido que por el aire. Por lo que la vibración tiene  todo nuestro ser. En el caso de la embaraza esto se incrementa, porque nuestro bebe como sabéis esta envuelto del liquido amniótico.  Por lo que la relajación para ambos puede ser incluso mayor.

 

Total que he llegado a casa y me he puesto a buscar… Claro no iba a ser yo la única con esta ocurrencia, porque esta claro que aunque aquí no sea conocida estoy convencida de que las mujeres tibetanas si lo saben. Esto será tema de otra investigación, pero de momento me quedo con esto.

Toda terapia basada en el sonido se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable.

Entonces son posibles los estados de sanación espontánea y estados místicos, haciéndonos más receptivos a la auto-sanación.

Otros enlaces de formas de relajación para embarazadas poco conocidas.

Hay varios blogs que dedican un espacio al beneficio de los cuencos tibetanos en embarazadas. Yo me quedo con que  mi experiencia de hoy ha sido maravillosa, seguiré investigando sobre el tema y os contaré.

Yo de momento me compraré un cuenco para mi, porque entiendo que aunque la aplicación del móvil tiene su gracia, tener uno en casa es harina de otro costal.

Además es estupendo también para favorecer la concentración de los niños más mayorcitos. Precisamente leí un articulo que contaba trucos para mantener centrados a los niños y por eso fue por lo que me descargue la aplicación.

Más temprano que tarde me regalaré mi cuenco tibetano

A ver no se consigue la vibración ni de coña pero os dejo uno de Youtube que para casa nos hace el apaño.

Concierto de cuencos tibetanos. 

 

Cuéntame que te parece en los comentarios. ¿Te gustaría experimentar? ¿Has asistido alguno?

Besitos corazones amorosos

PorYadira

Las cinco claves que no sabes para disfrutar de tu embarazo y si te empeñas de tu parto

¿Piensas que puedes disfrutar de tu embarazo? ¿Te has planteado alguna vez como sería tu parto ideal?

Te voy a contar una cosa tan obvia que igual hasta te enfadas conmigo porque para semejante obviedad no hace falta tanto bombo, pero ahí va.

Hay veces que por obvio se obvia, valga la redundancia.

El paso más importante que debes poner en práctica para disfrutar de tu embarazo y tu parto es:

¡¡¡EL AMOR!!!

Esta mañana precisamente me ha dicho mi hijo 1, -Mamá el amor es la solución para todo-

El amor es el más importante de los cinco pasos que propongo para disfrutar de tu embarazo ¡el amor a tu futura criaturita!

Resulta que cuando te quedas embarazada:

  • Entre náuseas y vómitos, le coges un asco horrible a todo.
  • Puede que se te olviden las cosas, parece que toda la memoria se va a la barriga.
  • Las hormonas  te ponen las emociones a flor de piel.
  • Padeces ardor de estómago.
  • Tienes cambios varios por todo el cuerpo para adaptarlo a la nueva circunstancia.
  • Cansancio, que no es para menos, el cuerpo trabaja el doble que antes.
  • Sensación de culpabilidad de que no te da tiempo de acabar las cosas.

 

¿Dónde está el AMOR?

Más bien vives en un mundo de quejas, en el que reniegas de todo. En el que incluso has llegado a pensar: ¿Quién me mandaría a mí?

Si estás leyendo esto y estás en este momento cambia el paradigma ya, pero ya de ¡ya! Empieza a disfrutar de tu embarazo.

Ese pensamiento que estás teniendo es el principio del fin. Si, ya sé que es muy fácil decirlo, que cuando estás en el baño con el estómago al revés, no se ven las cosas igual.

Yo he vivido eso, lo sé, sé que no es fácil pero, ¿no merece la pena el final? Inténtalo no pierdes nada.

Además vivir desde el amor te hace salir inmediatamente del miedo.

¿Te has dado cuenta que si tú tienes amor a la vida en general  no  puedes a la vez tener miedo a ella? Si le tienes  miedo a tu pareja no le puedes amar, y si le amas nunca le tendrás miedo. El sentimiento del amor es tan fuerte que eclipsa totalmente al miedo. Y viceversa.

Observa si el miedo es real.

Puede que lo hayas adquirido por una experiencia pasada, o de la experiencia de otra persona. Ni tiene porque pasarte otra vez, ni tiene porque pasarte a ti.

¿Quieres tener miedo?-No, yo no, yo quiero vivir desde el amor.

¿Quieres tener un parto de ensueño? vívelo desde el Amor.

El parto es el acto de amor más grande y maravilloso.

Puedes empezar a practicarlo ahora mismo.  Sólo tienes que proponértelo.

Alá ya te di la clave, ahora búscate la vida y ponla en práctica. Ama, ama, ama tu estómago, ama los olores que aborreces, ama el llanto espontaneo, ama a tu cuerpo entero que es capaz de crear vida.

Vívelo todo desde el amor y no desde la queja, verás cómo cambia todo. El amor es el paso más sencillo para disfrutar de tu parto.

¡Pero Yadira me habías dicho que me dabas 5 pasos!

Lo prometido es deuda, tú querías 5 pasos que no sabía nadie, pues aquí están:

Los cinco pasos, que no sabe casi ninguna mujer,  que te ayudaran a  vivir el parto desde el amor y no desde el miedo.

La verdad es que vivir todo desde el amor  no es fácil, yo reconozco que a mí me ha costado. No es lo que demanda la sociedad, está mucho mejor visto quejarse. La gente se solidariza contigo, te  miman más, obtienes su compasión y se validan las emociones. Es más, miramos mal a la que nos cuenta que está disfrutando de su embarazo.

Está claro que si todo lo que enumeré anteriormente te está pasando a  ti,  yo misma te compadezco, yo he pasado por eso. Sobre todo durante el primer trimestre del embarazo.

Pero de que te sirve quejarte, ¿crees que se te pasa algo el dolor, la náusea,  el cansancio? Que va, porque además de no irse es que estás poniendo tu foco en eso y estás incrementando el sentimiento ese del que tanto te quejas.

Así que comienzo con el primer paso de los 5 de mi método para disfrutar de tu embarazo:

La atención

Presta atención a tu cuerpo, observa sin  juzgar todos los cambios que se están produciendo, los que se han producido y predice los futuros. Aquellos que te hacen sentir bien y también los que te gustan menos.

El embarazo tiene muchas cosas positivas, en el primer trimestre dormirás plácidamente, disfruta de largas siestas. No tendrás dolores menstruales. Tu cara estará resplandeciente. Centra tu atención en estos últimos, verbalízalos.

Cuándo alguien te pregunte di siempre algo bueno. Por ejemplo si te sientes somnolienta di: “estupendamente duermo como un lirón”.

La aceptación

No quiere decir resignación, simplemente aceptar que esto que te está pasando es parte del proceso en el que te has embarcado. Que no te gusta mucho, ya, pero seguramente ya lo sabías.

Acéptalo  lo que te está pasando ahora es lo mejor que te puede pasar para que tu bebe crezca sano y feliz dentro de tu vientre.

Quizás si sabes porque te pasan las cosas te ayudará a aceptar.

Por ejemplo ¿sabías que los vómitos son más frecuentes en madres que gestan bebes grandes y sanos? Por lo que el riesgo de aborto si padeces vómitos es menor.

Al prestar atención has detectado todas esas cosas que quizás te gustan menos, acéptalas. Simplemente piensa, bien, ya sé que estáis ahí y que vamos a vivir juntos un tiempo. Así que vamos a hacerlo lo mejor posible.

No tienes que resignarte. Si no paras de vomitar vete al médico y tomate un Cariban o lo que te recomienden. Si tienes sueño descansa, si el perfume de tu pareja no te gusta regalaos uno nuevo, y otro y otro si hace falta. Tengo una colección de perfumes que me gustaban en la tienda y luego a diario ya era otra cosa, (de imitación, que no se entere nadie) y mi marido se echaba el desodorante y la colonia en la puerta de casa. Acepté que no lo soportaba pero no me enfadaba ni me resignaba, buscaba otras opciones.

Te ayudará también hablar con tus cercanos, pero no como queja sino en la búsqueda de soluciones. A mi madre también le cambié el perfume y estamos encantadas con el nuevo descubrimiento.

Agradecimiento

Otro pilar importante es el agradecimiento, ser conscientes de todo lo positivo que estás viviendo y sobretodo de lo que te queda por vivir. Del milagro de la vida que se está gestando en tu cuerpo. Recuerda todas las mañanas dar las gracias a tu cuerpo por todo.

A todas esas cosas a las que le has prestado atención y has aceptado debes agradecerle que estén ahí porque sin duda están ahí para que tu bebe crezca sano dentro de tu vientre.

  • Gracias a las náuseas que te alejan de posibles peligros.
  • Gracias al peso que coges que ayuda a tu bebe crecer fuerte y sano
  • Gracias a todas las vitaminas que tomas que tienes un pelo estupendo.
  • Gracias a la vida que te va a dar a tu futuro amor verdadero.

Identifícate con ese sentimiento, hazlo vibrar dentro de ti. Una vez al día cierra los ojos, pon tus manos sobre la barriga y di GRACIAS de verdad, gracias por tener el privilegio de vivir lo que estoy viviendo.

Alegría

Llegada a este momento te será fácil esbozar una sonrisa al decir gracias.

Si estos cinco pasos te han vibrado y te ayudado a ver una nueva perspectiva estoy segura de que sentirás esa alegría en tu ser.

Mantén todo lo que puedas ese instante de alegría, felicidad, de paz, de tranquilidad, de amor. Inspira profundamente y recréate en este momento

Ahora conéctate con tu bebe y empieza a vivir el amor verdadero, la unión de los corazones. Disfruta de embarazo desde esa vibración. Dicho así suena cursi, pero si eres madre ya, sabes que es verdad. Es un amor incondicional, inexplicable.

Se nos olvida a veces y desconectamos de nuestro ser y nos lleva a tener una actitud negativa que no te favorece nada, ni durante el embarazo, ni te lleva a vivir el mejor el momento del parto.

Te invito a que sea cual sea el momento en el que estés de tu embarazo, pongas en práctica estos sencillos pasos que sin duda te ayudarán a gestionar mejor tus emociones en proceso vital que estás disfrutando.

 

Recuerda las cinco A que te ayudaran a vivir el embarazo y el parto como realmente deseas:

  • Atención
  • Aceptación
  • Agradecimiento
  • Alegría
  • AMOR

Si esto te ha ayudado a cambiar tu visión, te ha vibrado, te ha hecho pensar… si te ha removido algo, te invito a seguirme en mi blog o en mi podcast.

Mi deseo es que tú puedas disfrutar de tu embarazo y parto como yo disfruté del mío.  Gracias por estar ahí.

Si te suscribes te mandaré semanalmente herramientas que podrás implementar para vivir desde la tranquilidad y el amor durante tu embarazo.

 

Para que afiances estos pensamientos como método de vida, os dejo un enlace en el se tratan también parecidos puntos de vista.

http://www.lainformacion.com/asuntos-sociales/padres-e-hijos/siete-consejos-para-vivir-un-embarazo-feliz_0jEMRFm7mBtxxb0YtwfbL6/

PorYadira

Feliz Año Nuevo: Mis propósitos de año nuevo te benefician a ti.

 

Feliz año nuevo chicas. Aquí estoy de nuevo, aunque no he publicado estos días de ajetreo navideño no he dejado de pensar en vosotras. He podido leer bastante. he organizado mi año, y tengo bastantes objetivos tanto personales como profesionales en este nuevo 2017.

Un buena forma de que estos se lleguen a cumplir es escribirlos todos, lo he hecho, y si además los hago públicos las probabilidades de que se cumplan por lo visto se incrementan bastante. Así que lo haré aquí mismo.

Siempre me ha gustado bastante escribir, de hecho mi primer blog lo comencé en 2006 como una especie de diario muy personal que no leía nadie y que tampoco tengo intención de que nadie lea ahora mismo.

A lo nuestro, me gustaba escribir y la verdad es que a veces reducía bastante mi nivel de estrés escribiendo antes de  un examen, o escribiendo cartas que nunca llegaba a dar a sus receptores, esto me hacia sacar mis sentimientos hacia ellos. Sentimientos que quizás a veces podían ofender, o que por circunstancias varias no me atrevía a decir a la cara.

A mi esto siempre me ha funcionado. Ahora tengo un preciosa agenda de Mr. Wonderful que hace las veces de diario. Tengo una serie de rutinas que quedan allí reflejadas y que nadie más sabe. A mi me hace sentir mejor, me ayuda a desbloquear mi mente y muchas veces a encontrar la solución al tema que me tiene bloqueada.

He leído un poco sobre el tema de la escritura y parece que no soy la única.

La terapia de la escritura  es usada por profesionales  para liberar traumas, sentimientos ahogados o frustraciones.

Por ejemplo Deborah Marín tiene blog que me encanta en el que se declara fan de esta terapia.

La escritura te ayuda a:

  • Liberar emociones

  • Expresar sentimientos

Te propongo un ejercicio, siéntate en un lugar cómodo, con papel y boli,  en el sofá con una mesita supletoria o aprovecha tu barriga para apoyar el cuaderno. Cógete una taza de cacao soluble,  relájate, pon musiquita y déjate llevar.

Escribe a  tu subconsciente, liberalo de todos tu miedos, suelta todo lo negativo, temores. Todos los aspectos del embarazo que te puedan hacer sentir mal. El peso que vas ganando, las horribles nauseas que has pasado, el dolor de pelvis, cualquier dolor. Cuando tengas todos escrito rómpelo. Deshazte de el, olvídalo, sácalo de la mente y ahora focalizate en  tu bebe.

Después  escribe una carta a tu bebe, cuéntale como te sientes, las ganas que tienes de verle la carita, de que toda salga de maravilla, expresale todo el amor que sientes ya por él. Todo lo que le tienes preparado, como le esperan sus hermanos. Vive la experiencia desde el amor, deja el miedo a un lado.

Concéntrate en ese sentimiento todo el tiempo que puedas. Si puedes quedate 10 minutos escuchando la musica y pensando en el sentiemto dejando que te invada, viviendolo.

Verás lo bien que te sientes, y veras como en medio de la vorágine diaria todo cobra sentido, tu bienestar traspasará el cordón umbilical y ambos vivireis una experiencia preciosa, que podrías seguir compartiendo con el toda tu vida.

Me encantará que compartas tu experiencia en los comentarios. Tu bienestar me hace feliz.

 

 

 

 

PorYadira

Conectate a tu ser superior: ¿Quién soy?

Hoy quiero que hagas un ejercicio simple pero que puede tener unas resultados muy bonitos para tu futura maternidad. La pregunta es fácil, pero la tienes que reflexionar y contestar sinceramente.

¿Quién eres?

Te propongo que cojas papel y lápiz y escribas quién eres. ¿Quién crees tú que eres? ¿Por qué crees que eres así? Puede ser que estés condicionada por lo que te han dicho siempre. Qué te han dicho de pequeña. Comentarios quizás sin importancia, que no van más allá para la persona que los dice, pero que a ti a lo mejor te han ido condicionando a actuar de una forma u otra.

¿Eres una persona que soporta el dolor fácilmente o por el contrario eres quejica? ¿Eres capaz de superar cualquier obstáculo o te rindes en seguida?

¿Acabas todo lo que te propones o eres de lo que empieza algo y luego lo deja por falta de motivación? ¿Te has parado a pensar que quizás la imagen de ti misma se ha ido construyendo a partir de lo que otras personas piensan de ti?

Hay veces que es más cómodo rendirse antes de tiempo. Si gente cercana a ti piensa que no lo vas a poder lograr es más fácil no intentarlo, dejarlo pasar, porque total… tú eso no lo vas a poder conseguir. ¿Qué pasaría si te dijeran que sí, que tú eso lo vas a poder lograr?

Probablemente si fueras pensando que sí, que vas a soportar el dolor del parto, que tú eres una mujer fuerte, que puedes con eso y más, lo afrontes con una actitud de superación y como un reto. A lo mejor incluso no te pararías a pensar si quiera que necesitas la epidural. A lo mejor podrías de verdad parir fácilmente, con dolor, pero como eres fuerte lo soportarías sin problema.

Aún siendo pesimista, que no me gusta nada, si al final resultase que no eras tan fuerte ¿qué habrás perdido intentándolo?

Hay un anuncio en el televisión ahora, que no se que anuncia, que compara a los padres con super héroes. A mi hijo el mayor, Pedro, le encanta y me dice: “mamá, tú eres Spiderman y papá es el Hulk rojo, que es el más fuerte.” Si ya tienes algún hijo lo sabes y sino también lo sabes, porque has visto relaciones entre padres e hijos de tu alrededor. Hasta la pubertad los padres somos super héroes para ellos, podemos con todo.

Podemos con situaciones que nunca hubiéramos imaginado. Recuerdo el día que Pedro se machacó el dedo con una puerta. No quiero dar muchas explicaciones porque fue muy desagradable. A mí, que toda la vida me ha dado pánico la sangre. Cogí a mi cría de 25 kg a pulso, le sujeté el dedo con una gasa del hermano, me lo monté en coche y lo llevé a urgencias. Ni me mareé,  ni grité, ni lloré, ni mostré el más mínimo síntoma de nerviosismo. Ya bastante tenía él con lo que tenía encima.

¿Qué paso con mi pánico a la sangre? se esfumó, desapareció, NO EXISTÍA. Yo había basado mi pánico a la sangre en una experiencia que tuve de pequeña. Un leve mareo que sufrí después de que me sacaran sangre una vez. En ese momento yo misma me auto convencí de que ver sangre me mareaba.

Una postura muy cómoda por otra parte. Mis 30 años de pánico a la sangre me han servido para eliminar situaciones difíciles y desagradables para cualquiera… “es que yo me mareo no puedo mirar”. Era mentira, mi subconsciente se lo inventó. Prefería seguir en la zona de confort. Ahora soy donante.

Retomemos el ejercicio, ¿quién eres? ¿Así eres tú o así te has ido haciendo por tus experiencias vividas y por lo que te dice la gente? Padres, maestros, abuelos, tíos, primos. ¿Así eres tú?

Piensa en tu bebé, cuando nazca, piensa en el cuando tenga un año, cuando empiece a parlotear y razonar con 3 ó 4 años, ¿que crees que pensará de ti? ¿que te gustaría que pensase de ti? ¿que te gustará contarle?

¿Quién eres ahora? ¿Al responder la primera vez has pensado algo que te no gusta de tu forma de ser? ¿Crees que se podría modificar? Piensa que tu hijo te necesita en una situación extrema, ¿crees que seguirás siendo así ante eso?

Escribe quien eres ahora y escribe como si ya tuvieras a tu hijo en tus brazos. Ya no te quejas por nada, antes que tú siempre va a estar él. ¿Cómo crees que afrontarás el parto ahora? Recuerda, ya eres madre. Ya eres una super heroína. 

 

La meditación te ayudará a conectarte con tu ser superior. Escribe tu respuesta y medita durante unos minutos, deja que tu mente asimile poco a poco el cambio de paradigma, quizás no lo consigas de la noche a la mañana. El momento del parto lo vivimos tan intensamente que sí lo conseguirás, no te preocupes. Pero la intención es poder llegar al parto con el paradigma cambiado para que tu mente no te haga sufrir y te sientas ya la persona valiente y fuerte que eres.

Te dejo esta meditación por si necesitas una guía a la hora de conseguir este propósito.

 

 

PorYadira

El amor a la vida: El amor es la clave

La clave es nuestra capacidad de amar. Para todo. Pero por lo que sea, no sé porqué, no lo acabamos de ver.

Sin embargo yo en el tema de la maternidad lo veo clarísimo. Cuando tienes al bebé en tus brazos lo aguantas todo: noches en vela, con fiebre, tos,.. Como la superwoman que eres luego te levantas y te vas a  trabajar. Si tienes más hijos sabes de lo que hablo.

LA CLAVE ES EL AMOR

LA CLAVE ES EL AMOR

Aprender a dar la bienvenida es aprender a amar a nuestro hijo por encima de todo. Incluso ante cualquier estímulo que intente distraernos unas horas antes. Sólo unas horas antes de que llegue nos veremos envueltas en una situación de estrés difícil de controlar si no estamos preparadas.

Nos ponemos a maldecir al ginecólogo de turno que se está tomando el café mientras tú estás allí sufriendo, a la matrona que te dice que queda un rato, a la residente que entra cien veces a tu habitación para ver que han añadido en el informe, al calor, al frío, al olor, a los ruidos y un largo etcétera.

Es verdad, es difícil amar en esas circunstancias, tú no estas pasando un buen momento. Es más probable que esto te produzca miedo por desconocimiento. ¿Por qué te pasará? ¿Será normal el ruido, el olor, será normal que el ginecólogo venga, será normal que no venga?

La clave está en vivir todo desde el amor. El amor incondicional hacia tu bebé, que necesita esas contracciones para descubrir el nuevo mundo. El amor a tu acompañante que está viviendo contigo ese mágico momento. El amor hacia los profesionales que te ayudan a vivir ese momento desde la tranquilidad. Incluso el amor a tecnología que va a ayudar a que todo salga perfecto.

Si decides que vas a dar a luz a tu bebe en un centro sanitario, probablemente sea porque no quieres correr ninguna riesgo de última hora. Quieres sentirte tranquila y cuidada por profesionales. Por lo tanto deberás confiar plenamente en su labor y dejarles hacer. Es un trabajo muy vocacional y no es fácil obtener un puesto, por lo que si están allí será porque aman su trabajo. Agradéceles que estén allí para ti, y desde el agradecimiento y el amor, tu miedo desaparecerá. El amor y el miedo son incompatibles.

Acuérdate también de agradecer a tu cuerpo que tenga las contracciones y recuerda que gracias a ellas serás capaz de dar a luz. El cuerpo se contrae y se dilata para que seas capaz de que una nueva vida te llene de amor.

Inspira profundamente. Llena tus pulmones de oxígeno y deja que se distribuya por todos los vasos sanguíneos, que llegue a cada rincón, a las puntas de los dedos, que recorra todos los poros de tu piel y que ocurra de la misma forma en el cuerpo de tu bebé. Mientras inspiras imagina cómo tu corazón bombea sangre por todo tu cuerpo, cómo atraviesa el cordón umbilical y cómo ese pequeño corazoncito que se alberga dentro de ti repite el proceso.  Exhala despacio y continua la respiración. A medida que notas como tu sangre recorre el cuerpo siente como ésta va relajando todos los músculos que recorre.

Inspira de nuevo. La sangre que sale de tu corazón e invade todo tu ser, incluido el de tu bebé, va cargada de amor. Tu corazón se expande y extiende a tu alrededor, creando un áurea de protección que te envuelve y en el que sólo sientes bienestar.

Continua respirando y manteniendo el estado de relajación.

Aquí te dejo una preciosa Meditación guida que te ayudará a entrenarte para el parto.

Coméntame qué tal te has sentido y recuerda que debes mantener este estado en el momento del parto.

PorYadira

El amor durante el parto. El placer: La atención debe estar puesta en aquello que lo merece

La atención debe ser puesta en aquello que lo merece.

Durante el alumbramiento, pondremos toda nuestra atención en:

  • el momento en que tendremos a nuestro amor verdadero en nuestros brazos, centrándonos en vivir cada uno de los sentidos de forma especial: su olor, el tacto de su piel,..
  • el instante en el que nos regala su primera sonrisa.
  • el abrazo que nos dará.
  • la sensación de tenerlo en tus brazos y darle todo tu amor.
  • cómo tu corazón le irradiará tu luz de protección.
  • los minutos en los que darás a luz.

El factor común de todos estos procesos es el placer. Sentir como tu corazón se abre para recibir una criaturita que te necesita y a la que darás todo de forma incondicional. Piénsalo, lo único que te puede producir esto es placer.

Y son las palabras positivas y las sensaciones agradables las que mueven el mundo (aún que en Google las más buscadas sean las negativas nosotras no nos vamos a rendir). Por eso vamos a dejar a un lado todo aquello que nos produzca malas vibraciones, dolor o sufrimiento; y solo vamos a nombrar cosas buenas.

¿Por qué? Porque todo aquello que pensamos se refleja directamente en nuestra mente. ¿Hacemos una prueba? Intenta no pensar un coche rojo, o no pensar en una escalera, ahora no pienses en un parto feliz, ¿no puedes verdad?

Pues desde aquí, a partir de hoy, se eliminan de nuestro vocabulario una seria de palabras relacionadas con el parto que no benefician a nuestra mente.

Vamos a buscar el foco en los pensamientos que os comentaba.

La meditación nos va ayudar a llevar a nuestra mente al lugar en el que sentirse a gusto.

El cerebro no soporta no saber, genera curiosidad por el conocimiento porque lo necesita, necesita saber que va a pasar. Aunque sea falso, da igual, el cerebro lo crea y nos conduce hacia ese pensamiento.

Somos nosotros tenemos la capacidad de decidir si este pensamiento es bueno o malo.

Hoy he estado viendo una conferencia de Sergi Torres en Youtube, podéis verla o no, a mi me encanta descubrir herramientas nuevas para vosotras y para mí misma, por supuesto. No tiene  nada que ver con partos ni embarazos, pero a mí me ha resultado muy inspiradora y todo es perfectamente aplicable a nuestra labor.

Bueno, pues uno de los pensamientos que más me ha llamado la atención de esta conferencia ha sido el siguiente:

Nuestra mente genera un modelo de realidad teniendo en cuenta nuestro sentidos y la memoria.

Nuestros sentidos y  nuestra memoria, nuestras experiencias, o las que nos han contado, da igual. Aunque no lo hayas vivido si te lo han contado, ya lo añades. Más aún, me atrevería a decir que también forman parte nuestros sueños y  nuestras pesadillas, aún no siendo reales.

Este cóctel molotov crea el modelo de realidad. Es un sinsentido, pero más allá de analizar el porqué o porqué no, dejadme que os proponga algo. ¿Qué pasaría si creáramos un modelo de realidad prescindiendo de nuestra memoria? O mejor, atrayendo los momentos buenos de nuestra experiencia. Momentos en los que te sentiste muy bien. Momentos de placer.

Vamos a predecir ese futuro de forma positiva, olvida todas las experiencias que no tienen porqué pasarte a ti. Crea tu  futuro, y vuelve al principio del texto.

Crea tu momento desde el amor, imagina un lugar de paz y tranquilidad, imagina que te encuentras relajada tranquila, céntrate en instantes mágicos, deja a tu cuerpo sentirse bien. Respira profundamente y atrae a tus buenos recuerdos, céntrate en olores, sabores, el placer del sol llenando tu cuerpo de energía, el frescor de la brisa tocando tu piel.

Focaliza tu parto en ese momento. Imagina que tu bebe llega al mundo ahí. Lleno de luz, de paz, de tranquilidad.

Permite a tu mente recrearse en ese momento. Escríbelo, coméntalo con tu pareja, reprodúcelo, visualízalo, siente que lo estás viviendo.

Nuestra mente es traicionera, lo sé, y te muestra también pensamientos negativos. Pero no te dejes envolver en ellos, déjalos pasar. Di mentalmente “paso”, y vuelve a tu momento ideal.

Elige una canción que cuando la escuches te lleve a ese momento y revívelo a diario.

¿Sabías que los deportistas visualizan sus logros antes de conseguirlos? En otro post hablaremos más sobre esto.

Por ahora crea tu momento y visualízalo. Busca sólo diez minutos al día para calmar tu mente y darle el momento de tranquilidad que necesita.

¿Como lo ves? Comparte con nosotras esos momentos en los comentarios. Se creativa, soñar es gratis, no escatimes con nada.

PorYadira

Mindfullness : El despertar a la vida

Qué es el Mindfulness y cómo lo vamos a aplicar a  nuestro propósito,

qué es tener a nuestro bebé de la manera más natural y consciente posible.

DACEm1ltos0
Designed in Canva

El Mindfulness en español se le conoce como la atención plena, vivir de manera consciente todas nuestras acciones. 

En nuestro caso sólo debemos adaptarlo al momento del parto, y esto es muy sencillo. El objetivo es alcanzar un estado profundo de consciencia en el momento del parto, apartándonos de los estímulos que tenemos alrededor: máquinas de hospitales, ginecólogos y cómo entender sus caras, los médicos residentes, matronas, auxiliares, etc.

Ya sé lo que estás pensando: “Sí, quiero. Quiero un embarazo tranquilo y un parto sin dolor”. Como siempre la explicación es sencilla, llevarlo a la práctica requiere un poco más de tiempo y esfuerzo. Pero precisamente para eso estamos aquí, para practicar.

Muchas veces se nos olvida que en el momento del parto estamos ayudando a nuestro hijo a llegar al mundo. Justo después de todo el dolor lo vamos a tener en nuestros brazos. Será el momento más emocionante de tu vida. Con tu cuerpo estás ayudando a que él nazca. Cualquier impedimento o contratiempo que tú hagas no le ayudará a él, por eso queremos que estés preparada para que nada se torne en un factor en contra. Tu cuerpo debe estar relajado para que él pueda descender por el canal del parto.

Los Hospitales dan tranquilidad porque sabes que estás protegida. Ante cualquier adversidad ellos van a estar ahí para hacer todo lo que esté en sus manos, para que todo vaya bien. Pero nosotras estamos totalmente desubicadas. Nuestra situación no es fácil: estamos tumbadas en una cama, si tienes “la epidural” (anestesia que adormece la parte inferior del cuerpo) no tienes libertad de movimiento, solo ves entrar y salir gente que en muchos casos no te miran ni a la cara. Es triste, sí. El paritorio y el quirófano a menudo son lugares fríos. La salud de los pacientes sufre momentos de inestabilidad y el equipo sanitario necesita actuar de forma rápida y concentrada. Por estos motivos no suelen acordarse de explicarnos muchas cosas nuevas para nosotras.

Por otra parte a ti te da igual todo, has perdido completamente el pudor, estás desnuda ante ellos (que te examinan como si buscasen algo perdido en el bolso). Nos quitan la intimidad de un momento tan especial y mientras tú solo oyes: “4 centímetros” ¿Cómo sólo cuatro? – piensas – ¡no puede ser! no sabes que más hacer, y cada vez sin querer te vas poniendo más nerviosa.

En el mejor de los casos tienes a tu pareja al lado, que te da ánimos y masajes, te cambia treinta veces de posición la almohada,… pero tu mente se centra solo en el pitido de la maquinita que tienes al lado, el monitor que controla el latido del bebé, no vaya a ser que dejes de sentir las pulsaciones.

Has estado nueve meses sin escucharlas y estabas tranquila, ¿por qué ahora iban a dejar de sonar? Pero no lo puedes evitar. Además tienes la presión de tu compañero, que aunque te mima está igual o más nervioso que tú; y un cacao de hormonas que bailan a su antojo por el cuerpo: estás segregando la hormona del amor que te calma, pero ésta lucha con otra hormona, la adrenalina, que te mantiene alerta,… Y así se forma el cóctel molotov que nos atrapa.

Ahora miramos el lado positivo: tenemos toda la información en nuestras manos y sabemos como controlar nuestros pensamientos. Afortunadamente aún estás a tiempo de empezar a aprender. Para eso escribo yo este blog, solamente para ayudarte a hacerlo. Mindfulness es otra de las herramientas que nos ayudarán a conseguirlo.

 Éste es mi propósito. Desde que nació mi segundo hijo lo vi claro: si yo había entendido el proceso tenia que enseñarlo.

Si estás leyendo esto, estés en el momento que estés de tu embarazo, todavía hay tiempo para “re programar” tu mente y tratar de alcanzar un estado de calma que te ayude a relajar tu cuerpo y parir de forma consciente.

Te dejo algunos enlaces externos de explicaciones sencillas y del Mindfullness y cómo se practica.

Puedes suscribirte a mi blog para recibir tips semanales, descargarte mi curso de iniciación gratuito o contactar conmigo directamente.

PorYadira

Estado mental en el que las personas creen que el Universo conspira a su favor: Pronoia

Pronoia

Pronoia

Designed in Canva

La Pronoia

Por cortesía de mi hermana comienzo mi blog usando esta palabreja que no había escuchado hasta hoy.

Parece ser que la Pronoia es:

Un estado mental contrario a la paranoia donde la persona está convencida de que el Universo conspira en favor de las personas.

Síntomas: ataques repentinos de optimismo e incrementos de buena voluntad.

La verdad es que lo primero que he hecho ha sido irme a la RAE y de momento el vocablo no está reconocido, luego he consultado el diccionario de Cambridge por si era un anglicismo y tampoco.

Así que ¡viva Google! Allí si sale una definición que alguien se ha debido inventar en un estado de pronoia total y absoluta. ¡Y no voy a ser yo, pronoica reconocida, la que le lleve la contraria!

Pero el nuevo descubrimiento me abre un debate interno, en el que me encuentro ahora mismo, entre mi lado racional y mi lado pronoico.

El primero dice: “¿Y si los que no comparten esta filosofía de vida, los que no entienden el valor de ser pronoico, nos toman por locos?” No me gusta que vean connotaciones negativas o que lo interpreten como una patología. Preferiría sinceramente que éste estado formase parte de la normalidad y nadie se hubiera inventado la palabra, porque si todos fuéramos así  nos iría mucho mejor.

Pero mi lado pronoico piensa: “Pero bueno, que hablen de mí.  Bien o mal ¡pero que hablen!” Que me ha venido la palabra como anillo al dedo para sacarme este post de la manga.

Por eso en un alarde de pronoicidad he decidido: “¡creemos una comunidad de pronoicos y vivamos la vida plena, consciente y feliz!”. La que siempre hemos querido tener, obviando a estos otros, los no pronoicos. (Pobres ellos, no tienen ni nombre)

¿Y qué tiene que ver esto ahora con el tema del blog Medita tu Parto? Pues todo, obviamente si crees que el Universo conspira a tu favor, ¿cómo va a dejar que tengas un parto doloroso en el que lo pases mal? Eso le puede pasar a otra, pero a ti no.

Si eres de las que piensa que cada una es como es y que no confías en el poder de la mente, te puedo decir dos cosas:

Tú te lo pierdes, la única que pierde en todo esto eres tú. Y no es en plan chincha rabiña, sino todo lo contario. Estamos tristes, porque es muy fácil y lo estás dejando escapar.

Y la segunda es que aunque tú creas que eres así, te juro que se puede cambiar. Puedes cruzar hasta este lado. Es tan fácil como decir: “me cambio, que me apunten en la lista de los que lo consiguen.”

Y como sé que no tenéis tiempo de leer parrafadas largas y absurdas… Pues hasta mañana si Dios quiere, amiguitas. Yo ya he dicho lo que tenia que decir.

Pero antes cuéntanos en los comentarios: ¿Te consideras pronoica?

También puedes seguirnos en la página de Facebook: @meditatuparto SaberParir

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies